Hazte un poco más anónimo en Internet

El anonimato 100% en Internet no es que sea imposible de conseguir, pero sí es muy difícil. Puedes navegar a través de una VPN con Tor y encriptar todo tu tráfico, que al final siempre quedará un resquicio por el que puedes ser localizado. Eso sí, encontrar esa pequeña huella que te identifique no es fácil.

De todas formas, el común de los mortales no necesitamos ser 100% anónimos en la Red. Total, para ver cuatro páginas, leer el correo, ver películas y escuchar música no son acciones que requieran el anonimato total, pero sí es conveniente preservar la intimidad y la privacidad para evitar que los delincuentes nos hagan la vida imposible y, además, evitar en la medida de lo posible que las empresas metan sus narices en nuestra vida.

Una forma más de sumar puntos en favor de nuestra seguridad y mejorar la privacidad es la de realizar las peticiones de resolución de nombre a los DNS usando el protocolo HTTPS, es decir, usando un protocolo de comunicaciones seguro que encripte todas las solicitudes a los DNS, así como sus respuestas. Al encriptar estas solicitudes, nadie puede leerlas y nadie sabrá a qué páginas te diriges ni cuál es su contenido, ya que una vez encriptada la solicitud al DNS, realizaremos una petición al servidor web que aloja la página que queremos ver y éste nos la enviará también encriptada. Estas no son medidas encaminadas hacia el anonimato, evidentemente, pero junto a otras, como la navegación a través de una VPN y el uso de Tor, por ejemplo, contribuiremos a ser más anónimos.

La cuestión ahora es cómo realizar las solicitudes de resolución de nombres a los DNS usando HTTPS. Esto es lo que se denomina DNS over HTTPS y es muy sencillo de configurar.

Si usas Firefox, ve al menú de las 4 rayas y pulsa sobre «Preferencias». Una vez ahí, a la izquierda, selecciona «General» y en la zona central ve bajando hasta que llegues a «Configuración de red» y pulsa en «Configuración».

En la parte inferior de la ventana que se te ha abierto, marca el selector que hay junto a «Activar DNS sobre HTTPS» y comprueba que como proveedor está selecciona CloudFlare. Pulsa sobre «Aceptar» y ya puedes cerrar la pestaña de las preferencias. Conviene que reinicies Firefox para que se tengan en cuenta los cambios realizados.

Para verificar que estás usando la encriptación de solicitudes a los DNS, puedes ir a la página https://1.1.1.1/help y CloudFlare te dará un informe de tu nivel de seguridad. Doy por echo que ya configuraste las direcciones de los DNS primario y secundario y pusiste las de CloudFlare, tal como te expliqué el miércoles pasado. De no ser así, CloudFlare te lo recordará cuando visites la página anterior y además, en esta página te explicará cómo configurar todo esto en el móvil.

Si estás usando Chrome (ya sabes que Google sabrá muchas cosas de ti si lo haces) o Chromium, activar DNS over HTTPS también es muy sencillo. Debes teclear en la barra de direcciones (recuerda que la barra de direcciones no es la barra de búsquedas de la página de Google): chrome://flags/#dns-over-https

Se te abrirá una página que te dará acceso a diversas configuraciones, entre las que está «Secure DNS Lookups». Pulsa en el selector y escoge «Enabled» y luego pulsa sobre «Relaunch». Si ya tienes configurados los DNS primario y secundario de CloudFlare, solo te queda acceder a la página de CloudFlare que te mencioné antes para ver los resultados.

Con esta sencilla operación, ganarás en seguridad y privacidad, por lo que merece la pena que le dediques unos minutos, porque puedes ganar mucho.

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.