Si algo es gratis, es porque el producto eres tú

No me voy a cansar de decírtelo una y otra vez: Ni siquiera las ONG tienen interés en regalarte nada, por nada a cambio. Da igual si se trata de un «like» en las redes sociales lo que están buscando a cambio. Eso les dará más difusión y esa difusión les proporcionará más posibilidades de ingresos para su causa. Es lícito y solidario, bien es cierto, pero es un precio que tú pagas, aunque sea por el bien común.

Pues ahora piensa en una multinacional que te «regala» un software que les ha costado muchos miles de euros su desarrollo. Pongamos por caso Google Pay. ¿Qué interés tiene Google en que pagues usando tu móvil, si no te cobra a ti nada ni se lo cobra al establecimiento donde pagas ni tampoco al banco del que procede tu tarjeta? Es curioso ¿no? Una multinacional, regalando de forma altruista una app y un procedimiento de compra que implica millones de transacciones al cabo de un día en todo el mundo. ¿Todavía sigues creyendo lo bueno que es Google que te regala su trabajo? Pues sigue creyéndolo.

Verás. A todo lo que Google ya sabe de ti, y con lo que comercia y se lucra con ello, por usar sus app y su buscador, por navegar por Internet con su navegador, usar su sistema operativo en tu móvil, por ver vídeos y escuchar música con Youtube, por almacenar tus documentos y fotografías en sus servidores, pues cada vez que pagas con tu móvil usando su app Google Pay, sabe además dónde has comprado, qué has comprado, si lo has devuelto o te lo has quedado, a qué hora has ido de compras y, si me apuras, cómo se llama la dependienta de esa tienda tan chula donde te has comprado esa blusa que te hace monísima de la muerte cuando te la pones y, como además tenías activado el bluetooth del móvil, aunque no lo necesitabas, no solo recibirás publicidad de la tienda que está junto a la que compraste la blusa cuando hagas un búsqueda en Internet sobre pantalones, sino que cuando se acerque la hora de comer y aún no hayas salido del centro comercial, recibirás alguna alerta en tu móvil con una oferta irresistible del restaurante que tiene esa comida que tanto te gusta, y que lo saben porque has publicado fotos en Instagram de otras veces que comiste allí.

¿De verdad que tanto te compensa lo que te ofrece Google y otras multinacionales, como para que sepan tanto de ti y sobre todo para consentir que se lucren a tu costa? Piénsatelo.

Ahora te propongo un reto: ¿Te gustaría conocer todo lo que Google sabe de ti y hasta poder borrarlo? A que no te atreves.

Si te has decidido a conocer tu vida según Google, tendrás que ir a https://myaccount.google.com y acceder con tu cuenta si es que no la tienes abierta (y si la tienes y no es porque la estás usando en ese momento, mal hecho y ya te expliqué hace tiempo el porqué). Una vez ahí, en la parte derecha tienes que seleccionar «Datos y personalización«.

En esta pantalla podrás activar o desactivar distintos historiales o modificar algunos parámetros importantes de tu cuenta de Google, pero el que nos importa en este momento, es el apartado denominado «Descargar, eliminar o crear un plan para los datos«, por lo que tendrás que bajar en la página hasta que lo veas. Ahora podrás eliminar un servicio puntual de Google, podrás eliminar tu cuenta de Google (molaría hacerlo, pero igual no es buena idea, a pesar de todo, y más si tienes un móvil Android), puedes crear un plan para tu cuenta, que consiste en que dejes dicho a Google qué hacer con tu cuenta y tus datos si estás inactivo un determinado tiempo. Y por último, podrás descargar todo o parte de lo que Google sabe de ti y además, podrás hacerlo puntualmente o de forma periódica automáticamente.

Seleccionando esta opción, llegarás a una pantalla denominada «Google Takeout«. Aquí deberás seleccionar los datos que deseas que Google incluya en la copia (para ellos es una copia de seguridad, aunque para ti será toda una sorpresa) y el formato en el que quieres recibirlos. A continuación indicas el tipo de archivo en el que Google te enviará los datos comprimidos, que podrá ser zip o tgz y el destino de este archivo, que podrá ser por email o depositándolo en Dropbox, para lo que deberás abrir sesión allí en una pestaña aparte y dar permiso a Google para que (además y por si ya tenía pocos permisos para acceder a tus cuentas) acceda a tu cuenta de Dropbox.

El siguiente paso es esperar a que te llegue el archivo, abrirlo, analizarlo y ver pasar por delante de tus ojos tu vida entera. Disfrútalo.

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.