Telegram y su nueva estrategia

En estos días, Telegram ha anunciado que lanza dos versiones diferentes de su app. Por un lado estará la que habitualmente se puede descargar desde la Google Play y por otro la que se descargará directamente desde la web de Telegram. ¿Es una buena idea?

A priori tiene buena pinta. Aseguran que las actualizaciones serán mucho más frecuentes en la app que se descarga desde la web de Telegram y por otro lado está claro que la idea es ofrecer funciones que Google no permite que las app que se distribuyen desde su tienda puedan ofrecer. Un ejemplo es el recorte que todos vamos a sufrir en breve cuando Google decida que las app no podrán acceder a todos los archivos de nuestro smartphone, salvo que sea imprescindible por su funcionalidad, y solo podrán acceder a fotos y vídeos. Por ejemplo, un gestor de archivos, evidentemente, sí podrá acceder a todos los archivos almacenados, pero Telegram no, porque, según Google, no necesita enviar un documento de texto, o una hoja de cálculo, pero fotos de gatitos sí. ¿Tiene sentido? Pues no, para nada, pero Google es así.

Pero si miramos un poco más en profundidad las posibles repercusiones que puede tener el que Telegram abandone la Google Play, vemos que de esta puede que hayan encontrado la forma de monetizar Telegram y que en breve veamos un sistema de pagos integrado en Telegram, que de estar en La Google Play no sería posible. No lo sería, a menos que Telegram entrase por el aro de pagarle a Google el 30% del precio de la app, que es lo que pagan quienes venden sus app dentro de la Google Play y está claro que a Pável Dúrov, el propietario de Telegram, eso no le gusta.

Por otro lado, la parte de que haya actualizaciones más rápidas de la app descargada directamente desde la web de Telegram es interesante. Google es una rémora a la hora de aprobar cada actualización ya que, según ellos, revisan el código de cada app antes de ponerla a disposición de los usuarios y esto ralentiza mucho a los desarrolladores que actualizan sus app como si no hubiera un mañana, como es el caso de Telegram. Si usas Telegram Desktop habrás comprobado que se actualiza casi cada día que lo usas y eso está bien si es porque introducen mejoras o corrigen errores, pero te hace dudar de si no será porque el código tiene tantos errores que requiere parcheos diarios para corregirlos.

Como ves, la nueva estrategia de Telegram puede ser un arma de doble filo y en mi opinión, lo más sensato es pasar por la web de Telegram, analizar detenidamente las mejoras que introduzcan en cada versión y si te son tan necesarias las que introduce en la versión descargable desde su web, entonces lánzate, pero si eres un usuario sin grandes necesidades, como es mi caso, mejor quédate con la versión descargable desde la Google Play, que por lo menos te garantiza que no te dará problemas.

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.