Frikadas que molan y que además pueden ser de mucha utilidad

Ser friki conlleva una gran responsabilidad. Esto es algo que todo el mundo sabe. Estar a la última y sobresalir respecto del común de los mortales no es fácil e implica un gran esfuerzo de aprendizaje. Esfuerzo que el friki realiza con gran gusto, porque eso es lo que le motiva.

Una de las últimas frikadas que han llegado a mi humilde conocimiento consiste en publicar tu ritmo cardíaco en tiempo real, ya sea en una web o por streaming. Ahora es cuando muchos se estarán preguntando ¿y para qué? A mi se me ocurren diversas aplicaciones. La más habitual, que no es de las que yo veo como útil, es la que usan los gamers. Ellos suelen usar un entorno denominado OBS Studio que permite publicar vía streaming audio y vídeo y es una forma de comunicarse entre jugadores online. Como las partidas suelen ser entre muchos jugadores y habitualmente sube el pulso al encontrarse en una situación de peligro (dentro del juego, se entiende), les gusta publicar su ritmo cardíaco y así pueden ver todos los participantes en la partida en qué situación se encuentra cada uno.

Esta es la forma más habitual en la que se usa la publicación del pulso en tiempo real, pero se me ocurren otros usos, en el mundo real, en lo que pueden ser una forma de monitorizar a distancia la salud de una persona de una forma sumamente barata y fácil de usar. Otro uso interesante es el de la persona que hace deporte en solitario y quiere ser monitorizada por su entrenador o su médico. Incluso es posible lanzar alertas que al pasar de unas determinadas pulsaciones, ya sean por altas o por bajas, se realicen acciones como avisar vía Telegram, encender una luz o que suene una alarma. La imaginación es el único límite.

Como puede que a estas alturas ya estés salibando para averiguar cómo hacer todo esto, te lo voy a contar con calma para que en unos minutos lo tengas funcionando.

Lo primero que necesitas es una banda de frecuencia cardíaca, preferiblemente que funcione vía bluetooth (BLE). Al parecer las bandas que funcionan vía ANT+ no funcionan bien y no todos los smartwatch funcionan, al igual que las pulseras.

Si haces deporte, seguro que ya tienes una banda de frecuencia cardíaca. Las mejor valoradas y que tienen un precio muy por debajo de los 30 euros, son las CooSpo H6. Funcionan perfectamente, tienen una precisión más que sobrada y se sincronizan con montones de app, además de que la pila les dura una eternidad. Hay muchas otras bandas de marcas prestigiosas como las de Polar o Garmin, pero te dejarás unos cuantos euros más y seguro que no le sacas partido al gasto.

Ahora que ya tienes tu banda, te comento un truco para que se sincronice rápido cuando la uses. Yo, al principio me ponía la banda y a continuación intentaba sincronizarla con el móvil, pero siempre tardaba un montón de tiempo. Luego descubrí (no aparece en el manual de instrucciones) que la banda se activa cuando los sensores detectan que está conectada al cuerpo, pero esto no es instantáneo. La mía tarda unos 3 o 4 minutos en activarse, así que me coloco la banda en el pecho, de forma que el sensor caiga sobre el esternón y sigo haciendo mis cosas un rato, sin intentar sincronizarla. Al cabo de un buen rato, lanzo la app en el móvil que vaya a usar y se sincroniza a la primera.

Lo siguiente que tienes que hacer es darte de alta en la web https://pulsoid.net con una dirección de correo electrónico como usuario y una contraseña (recuerda que la contraseña no debe ser la misma que en otras web y debe ser fuerte y que para almacenarla debes usar un gestor de contraseñas).

Una vez que te has dado de alta, puedes instalar en tu smartphone la app Pulsoid, ya sea desde la App Store o desde Google Play, según tengas un iPhone o un Android.

La primera vez que uses la app, te pedirá que introduzcas tu usuario y tu contraseña. Una vez que hayas accedido, la app se pondrá a buscar la banda de frecuencia cardíaca. Te mostrará una lista de todos los dispositivos bluetooth que haya cerca y deberás seleccionar el que corresponda a tu banda. A continuación se conectará y ya habrás terminado con la app, que se queda funcionando en segundo plano hasta que tú hagas que finalice cerrando la sesión.

Ahora debes ir a la web de Pulsoid y acceder al apartado dedicado a los widget. Verás que hay unos que son gratuitos y de uso libre y hay otros que solo se pueden usar si has optado por una suscripción de pago. Escoge el que más te guste, configúralo a tu gusto en cuanto a tipografía y colores y cuando acabes y tras grabar los cambios, pulsa sobre el botón «Copy» que copiará en el portapapeles la url a la que debes acceder desde el navegador para mostrar tu pulso en tiempo real a través de Internet. Da esta url a quien quieras que vea tu pulso y listo.

Si eres una gamer o un youtuber y quieres publicar tu pulso vía streaming en tiempo real, mejor que te pases por los tutoriales de Pulsoid donde te explican con imágenes como crear tu plugin para insertarlo en OBS Studio en unos cuantos sencillos pasos.

Si has optado por una suscripción de pago, podrás crear un Webhook, bien dentro de Pulsoid bien usando IFTTT, y ahora se te abrirá todo un mundo nuevo al poder conectar tu pulso con cientos de dispositivos de la IOT y sin olvidarnos de las acciones que puedes realizar dentro de tu móvil mediante Tasker. Para conectar tu pulso con IFTTT tienes también un tutorial muy claro dentro de la web de Pulsoid.

¿No te parece que esto de la IOT se está poniendo cada día más interesante?

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.