La productividad personal bien entendida

¿Sabías que el objetivo de la productividad personal no es trabajar más para ganar más, sino trabajar mejor para trabajar menos?

Se habla mucho de la conciliación familiar y de que hay que segmentar perfectamente el día de forma que haya lugar para el trabajo, lugar para el ocio y lugar para el sueño, y está muy bien. Pero pocos hablan de que el tiempo dedicado al trabajo, debe ser un tiempo lo más reducido posible, de forma que el tiempo para el ocio sea lo más amplio del día, manteniendo 8 horas de media para el sueño. Y es que eso que llaman conciliación familiar, no es más que tiempo disponible para asuntos propios.

Atrás hay que dejar a esos empresarios buitres que quieren estrujar al trabajador y al que exigen, no un alto rendimiento, sino muchas horas y mal pagadas. Estamos en una sociedad en la que trabajar hasta tu hora contractual e irte a tu casa, está mal visto. y desde ciertos sectores, inventan el término «conciliación» para que despertemos y reivindiquemos el tiempo de ocio como parte de nuestro día. A mi, personalmente, no es eso lo que me interesa como tal. Que siendo hombre pueda disponer de tiempo para llevar al niño a la guardería o que siendo mujer pueda disponer de tiempo, sin que nadie me critique, para llevar a los niños al médico no es lo que me interesa desde el punto de vista de la productividad. Eso son derechos laborales indiscutibles que deben estar asumidos por los gobiernos, la patronal, las empresas y los trabajadores, pero la productividad del trabajador es otra cuestión que poco o nada tiene que ver con lo anterior y es más. La productividad bien entendida, es la productividad personal, que es la te hace trabajar de forma más eficiente, no más o más rápido, y su finalidad no es ganar más, sino disponer de más tiempo libre en favor de tu ocio, que estará ocupado por tu familia, tus aficiones o lo que te venga en gana y, por descontado, libre de esas presiones por parte del jefe con sus Whatsapp fuera de horario laboral, por ejemplo. Cuando yo trabajo en una empresa, ésta no es mi dueña y mi jefe no es ni más ni menos que un trabajador más cuya misión es dirigir un departamento o una empresa, pero no mi vida.

A partir de hoy, me gustaría iniciar unos cuantos artículos destinados a comentar ciertas técnicas y ciertas herramientas que están desarrolladas para ayudarnos a mejorar la productividad personal.

Yo soy seguidor de las técnicas de David Allen denominadas Getting Things Done (GTD). En mi opinión, GTD no es solo la aplicación de unas determinadas técnicas, sino una forma de vida que me permite organizar mi tiempo laboral y mi tiempo libre. Puedo aplicar las técnicas GTD tanto para la realización de tareas en proyectos profesionales como para organizar un día de pesca, porque en realidad, todo consiste en capturar información, generar documentación, almacenarla, catalogarla, procesarla, compartirla y difundirla. Y cualquier técnica que me permita realizar esto con eficacia, podré aplicarla a cualquier faceta de mi vida.

En el próximo artículo te explicaré cómo es mi estrategia estrategia de captura de información.

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.