Música para el fin de semana. Cap. 20

Si recuerdas esta canción, es que eres tan viejuna o viejuno como yo. Pero lo que más te va a sorprender es el aspecto del cantante, porque seguro que lo recuerdas con unos pelos desbordados y aquí, no hay pelo. Claro, que desde 1983 que es cuando vio la luz este tema de Germán Copini hasta 2013, fecha de esta actuación, ha corrido mucho alcohol.

Y no solo te sorprenderá el aspecto de Germán, que casi diría yo que ha mejorado, aunque no su peculiar voz, sino el del guitarrista, a quien puede que estés más acostumbrado a ver en la actualidad y choca hasta el punto de resultar casi irreconocible. Y además, no te voy a decir quién es, para que en caso de que no le reconozcas, lo busques, te sorprendas y hasta te eches una risa al averiguarlo.

Eso sí, por si no lo sabes, son los Golpes Bajos y en una versión de sus Malos Tiempos para la Lírica, un tanto rebuscada.

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.