Un mes de Pluto TV ¿Merece la pena?

Hoy hace un mes que Pluto TV comenzó a emitir en España. Tengo que confesar que cuando leía información sobre lo que sería la programación de Pluto TV tenía grandes expectativas, pero con el paso de los días, se han ido disipando.

Para empezar, la app no se integra ni funciona correctamente en un TV Box con Android 9, que es el dispositivo que uso para ver la televisión. La app en el móvil sí funciona bien y tiene disponibles todas sus funciones, pero en fin ¿por qué voy a ver la TV en una pantalla de 6 pulgadas si puedo verla en una de 50? Tal vez en un viaje en tren pudiera tener sentido para mi, pero en mi vida cotidiana, no.

En cuanto a la programación y por resumir mis argumentos, diré que si yo tuviera entre 5 y 15 años, me parecería una programación interesante, pero a mi edad, me parece una programación para niños y pre-adolescentes, además de algún joven aquejado por el síndrome de la eterna adolescencia.

Hay toda una serie de canales de MTV, con programas viejos, de los años 80 y 90 faltos de interés, ya no solo para adultos, sino hoy en día. No sé si es que pretenden que las nuevas generaciones conozcan lo que se hacía en EEUU hace 40 años o si es que MTV le ha soltado a Pluto TV toda la purrela descatalogada a precio de saldo, pero lo cierto es que a estas alturas, como que no les veo interés.

Luego encontramos una serie de canales que muestran perritos y gatitos haciendo monerías. Muy interesante. Y sin duda mejor escusa para no gastar electricidad. Y como estos, nos encontramos con un canal de gente que se cae, otro de gente que hace cosas que la gente que no se entrena no sabe hacer, otro en el que gastan bromas y… buff! tonterías así.

Las series son lo mejor de todo: Curro Jiménez, Ana y los 7, Mutantes X, Andromeda, Las reglas del juego, Los asesinatos de Midsomer y ya. Un amplio catálogo y de gran actualidad, como puedes ver.

Luego hay 2 canales de deportes. Nada en directo, todo enlatado y si eres de los que ves la TV cuando te sientas a comer o a cenar, verás una y otra vez siempre el mismo programa.

Luego nos encontramos con un canal que prometía las primeras veces que lo ví. Se denomina Real Life y entre otras cosas, ponen un reality denominado Pilotos del Ártico, que es entretenido. Cuentan lo mucho que trabajan y las condiciones tan duras en las que lo hace un grupo de pilotos de una compañía aérea del norte de Canadá. El problema es que a la semana de comenzar su emisión, ya estábamos viendo capítulos repetidos y tras un mes, parece que han entrado en bucle. El resto de programas de este canal, no se diferencia en absoluto y el bucle es infinito.

Por último está el bloque de películas. Aquí, haberlas, haylas, pero ninguna que sea de actualidad ni de esas que se pueden denominar como cine de culto o cine de autor. Mero entretenimiento que bueno, ahí están.

En definitiva. ¿Merece la pena Pluto TV? Básicamente no pero, y esta es la baza que juegan, es gratis, pero ojo. Gratis en cuanto a que no pagas dinero para ver la TV, pero el precio es que te cuelan publicidad al estilo de la TDT, que es lo que les da de comer, además de una cuantas cookies que les aportan los datos 100% fiables de la audiencia, sus gustos, sus hábitos de consumo de programación, tipo de dispositivo, ubicación geográfica y algo más. Eso es lo que venden a sus clientes y con lo que contratan la publicidad que te muestran. Por cierto que en España no se necesita registro para acceder a Pluto TV, pero en EEUU sí y en estos días ha habido una fuga de datos con unos 3.200.000 de registros con nombres de usuario, contraseña, dirección de correo, direcciones IP y como muchos de esos usuarios, seguro que tienen 1234 por contraseña y la usan en varias web, el juego y la diversión no ha hecho más que comenzar.

En definitiva. O Pluto se reinventa o mucho me temo que, parafraseando al gran autor de 100 Años de Soledad: Pluto TV está escribiendo su crónica de una muerte anunciada.

Noticia de última hora. Pluto TV acaba de incorporar a su programación tres nuevos canales dedicados a la Navidad, llenos de «jingle bells», mucha nieve, renos, señores con sobrepeso vestidos de rojo y muchas luces de colores. El no va más.

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del rock.