Venga, no tengas miedo y conoce cómo navegar por la Deep Web

Seguramente no habrás oído hablar de la Deep Web o sí, pero lo más probable es que nunca hayas navegado por ese apasionante submundo, así que te voy a explicar cómo hacerlo de forma segura.

Antes de nada, te digo que en sí misma, la Deep Web no tiene nada de ilegal. Hay muchas páginas que muestran información absolutamente legal y lo único que sucede es que sus propietarios no quieren que sus web sean indexadas por los buscadores convencionales y no entro en cuáles serán sus razones.

La forma de que nada de lo que haya en la Deep Web sea indexado por los buscadores convencionales, es alojar todas las páginas bajo un dominio que no esté reconocido por ningún organismo gestor de dominios y este dominio es el .onion. Luego se montan servidores DNS propios y a funcionar.

Lo primero que necesitas para navegar por la Deep Web es un navegador especializado como Tor. Este navegador es una adaptación de Mozilla Firefox, que está basado en la navegación 99.99% anónima. Puedes descargarlo directamente desde la página principal del proyecto Tor.

Una vez que lo tengas descargado e instalado, ya estarás en condiciones de navegar de forma anónima, no solo por la Deep Web, sino también por la web convencional. Es más, yo te aconsejaría que lo usaras siempre, ya que Tor es un navegador corriente, con todas las ventajas de Firefox y con las ventajas adicionales de la seguridad y la privacidad. Tal vez no sustituya al 100% al navegador convencional, porque hay algunas páginas que no se dejan ver correctamente cuando les tocas las narices impidiéndolas por completo que te rastreen. Suelen ser páginas de bancos, de Amazon, de Google y algunas otras, como ciertos blog de listillos que han visto un vídeo tutorial y ya con eso se creen los reyes de la ciberseguridad. Pero vamos, no pasa nada. Si una página no se ve bien con Tor, lo cierras, abres tu navegador habitual para ver esa página y cuando acabes, continúas con Tor.

Para usar Tor con seguridad, tienes que tener bien presentes algunas cosas:

  • Nunca introduzcas tu usuario ni tu contraseña dentro del entorno de Tor, porque estarás desmontando las medidas de privacidad que te ofrece Tor
  • Nunca intercambies archivos desde Tor, porque le dirás a todo el mundo que estás usando Tor y quién eres
  • Del primer punto se desprende que no debes usar tu correo desde Tor, porque estarás revelando quién eres
  • Nunca rellenes formularios desde Tor, porque estarás revelando tu identidad y, posiblemente, filtrando información adicional
  • No habilites ni instales extensiones para el navegador Tor, ya que éstas se pueden comunicar con los servidores del desarrollador o con terceros y delatar tu identidad.
  • Procura no descargar archivos desde Tor, incluso a través de Torrent, y jamás abras un archivo descargado, ya que Torrent es un entorno de intercambio P2P basado en la compartición de datos punto a punto y entonces estarás haciendo pública tu ubicación en la red.
  • Si has descargado algún archivo, no lo habrás desde Tor, en especial si es una archivo .doc o . docx, ya que pueden contener macros que inhabiliten las protecciones de Tor

Ahora que ya estás navegando por la red de forma convencional usando Tor, es posible que hayas notado que navegar con Tor es algo más lento que hacerlo con un navegador convencional. Seguramente has visto alguna serie o película de esas que mueven las manos en el aire y se cambian de sitio las proyecciones holográficas de un pantalla de ordenador y en la que de pronto dicen del malo: «Está saltando de un servidor a otro para enmascarar su identidad. Acaba de desactivar todos los semáforos de la 5ª Avenida». Pues vale. Salvo lo de mover la mano para pasar pantallas en el aire y desactivar todos los semáforos de la 5ª Avenida, que de momento va a ser que no, el resto, es decir, pasar por cientos de servidores hasta llegar al que quieres, se hace navegando con Tor. ¿Y por qué es esto así? Pues porque en cada uno de ellos, le cambian la IP de origen a los paquetes que contienen tu solicitud para ver una página y el servidor que contiene la página no tiene ni idea de a quién se la está entregando y esa es la razón de tu anonimato al navegar y de que no funcione Tor con la página de tu banco. Y es lógico que así sea, por tu seguridad y la de tu dinero.

El nombre de Tor viene de The Onion Router y eso es básicamente el funcionamiento de Tor. Cuando navegas, en vez de ir de la forma más directa posible como se hace al navegar de forma convencional, vas saltando de capa en capa desde el exterior hasta el centro y en cada capa le cambian de IP a tu petición para que nadie sepa quién eres.

Ahora vamos a entrar en la Deep Web. Cuando vas a buscar información en la web convencional, lo normal es que vayas a un buscador cualquiera de entre los cientos que hay (aunque ya sé que en realidad solo buscas con Google), le preguntes por lo que quieras encontrar y te ofrece los resultados. Pues en la Deep Web se hace igual, solo que Google aquí no pinta nada.

Un buscador que puedes usar es DuckDuckGo, que permite buscar de forma segura tanto en la web convencional como en la Deep Web dentro de los dominios .onion, pero algo mucho más sencillo es que comiences por The Hidden Wiki, donde encontrarás un índice con cientos de web clasificadas de forma temática y desde los que luego irás saltando hacia el interior más oscuro de la web profunda. Pero eso sí, recuerda que estarás en un submundo tenebroso donde te tentarán con comprar viagra a precio de saldo, armas, datos de millones de usuarios o cualquier indecencia, así que si decides comprar… No les des tu número de tarjeta de bancaria ¿Vale?

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.