Música para el fin de semana. Cap. 010

De pronto, un día de cualquier año, Los Ramones salen al escenario en A Coruña y se encuentran que el público sigue vitoreando a «los teloneros» y pidiendo más y más canciones. ¿Aún no sabes quiénes son esos que un día eclipsaron a Los Ramones y se atrevieron a hacer frente a los mismísimos Rolling Stones? Me estoy refiriendo al grupo orensano Los Suaves, que en noviembre de 1981 actuaron como teloneros de Los Ramones en A Coruña e hicieron historia, ya que ese concierto se considera como el inicio de la movida musical coruñesa y que en nada tiene que envidiar a la movida madrileña.

Una de las canciones míticas de los Suaves es «Dolores se llamaba Lola» que cuenta la historia de una niña de papá a la que se le torció la vida y pasó de ser niña vestida de azul a vieja verde que hace la calle. Es posible que en tu vida haya alguna Lola y, desde luego, en mi vida también, solo que no se llamaba Lola, sino Goyo y pasó de niño bien que estudia en colegio de curas a morir de sobredosis de caballo poco después. De ahí, que la canción de hoy no sea el homenaje a Lola, sino otra que me identifica mucho más y que puede hacer que dejar atrás tus recuerdos, sea algo que merece la pena.

¡¡¡No puedo dejar el Rock!!!

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.