Música para el fin de semana. Cap. 001

Hoy quiero iniciar una nueva sección. Aunque ya había publicado algunas entradas con música en anteriores ocasiones, no había sido de una forma regular ni ordenada. Desde hoy, todos los sábados en la medida de lo posible, iré publicando un tema de entre los que más me gustan.

Seguramente no será lo mejor de lo mejor. Es más, yo no sé decir qué música es la mejor dado que no tengo estudios musicales y mi parámetros se encuentran, únicamente, dentro de los gustos personales. Yo no soy de esos que dicen «me gusta toda la música, siempre que sea buena». No. A mi no me gustan todos los estilos musicales. No me gusta (ni soporto) el flamenco, por ejemplo. Ni considero música el reguetón, que además tiene unos tintes machistas y de cosificación hacia la mujer. Me gusta el Rock (con mayúscula), el blues, la música barroca, la música medieval y muchos estilos más. No suelo ser amante de la música que ponen en emisoras como Cadena 40, Europa FM, Kiss FM ni mucho menos en cadenas de música latina o similares.

Con esta sección que hoy inauguro, solo quiero compartir contigo una canción cada fin de semana. Sin mayores pretensiones. Serán canciones que me gustan por la letra, el ritmo, el sonido de la guitarra o porque la primera vez que la escuché me alegró el día y aún lo recuerdo. Simplemente espero que te guste y pases unos momentos agradables con la música que me gusta.

Ahí va la de hoy.

Con esta canción descubrí que existía más música que la que ponían en la emisora que escuchaba mi madre. Además, este tema y el álbum que lleva el mismo nombre vieron la luz el mismo año que murió el sátrapa dictador español. Y por si esto fuera poco, fue el año en el que me expulsaron del colegio religioso en el que me obligaron a pasar mi infancia y mi adolescencia (quizá otro día te cuente el porqué), lo que para mi supuso un alivio y un cambio radical en mi forma de afrontar la vida, de romper con el pasado, de ser consciente de las grandes mentiras que me habían contado hasta el momento y de darme cuenta de que había mucha vida fuera de mi entorno habitual.

Larga vida al Rock

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.