Música para el fin de semana. Cap. 005

Hay personas que han conseguido estar en el lugar justo y en el momento más adecuado y gracias a ello han sido capaces de sacarle todo el partido posible. Pero esto no es una mera casualidad (recuerda que las casualidades no existen), sino que a quienes les sucede esto, es por una causa evidente que parte de su saber hacer (causalidad y esto sí que existe.).

Este es el caso de un ingeniero de sonido, cantante y compositor que allá por 1969 trabajaba en unos estudios de grabación cuando aparecieron 4 melenudos para grabar un álbum. Se trataba de The Beatles y el álbum que grabaron fue Beatles Abbey Road. Un año más tarde, volvieron a los mismos estudios para grabar Let It Be y allí estaba Alan Parsons para dar su toque genial a la grabación.

Estos dos éxitos de The Beatles, se sumaron a montones de grabaciones geniales de Alan Parsons para montones de grupos, hasta que en 1973, llegó otro grupo para grabar su álbum The Dark Side of the Moon. Ya sabrás que se trataba de Pink Floyd y con esto, todo el mundo quería grabar en los estudios Abbey Road con Alan Parsons como ingeniero de sonido, pero sucedió lo inexperado: Alan Parsons dejó de trabajar en los estudios Abbey Road y junto a otros músicos fundó el grupo The Alan Parsons Project que sonaba, y aún suena, así de bien:

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del Rock.