Que alguien me diga qué es truco y qué es trato, por favor

Se acerca Halloween, esa celebración para nada tradicional en España, pero que, como hemos evolucionado poco desde esos años 60 en los que se creía que cualquier cosa venida de fuera era mejor que las de aquí, hemos importado y sustituido a nuestra más tradicional noche de difuntos.

Ahora, las calles se llenan de zombies (como si antes no estuvieran ya llenas de descerebrados andantes mirando sus móviles), de fantasmas (como si no hubiera ya bastantes de ellos quemando rueda en sus coches tuneados), de vampiros (será que el resto del año no hay chupasangres detrás de los mostradores de los bancos) y de niños que piden golosinas por las casas al grito de «truco o trato». Pero ¿alguien me puede decir qué es truco y qué es trato?

Yo supongo que truco es que el niño hace un número de escapismo cuando le das la golosina y acorde a los tiempos que corren, se despide a la francesa sin decir ni siquiera ahí te quedas. O eso o es que te hace lo que ahora se llama truco, que es saltar sobre su tabla con ruedas mientras se toca el talón y da tres vueltas en el aire. Para qué sirve, no lo sé, pero ver a un micro-zombie haciendo eso, debe molar un montón. Aunque ahora que lo pienso, lo del «truco», tampoco debe ser eso. El caso es que sigo sin saber qué es el «truco».

Pero no te creas que el «trato» lo tengo más claro. Que el niño me va a proponer un acuerdo bilateral para resolver el problema de habitabilidad que tiene con sus ocho hermanos dentro de su casa de sesenta metros cuadrados, no creo que sea el significado del «trato». Incluso creo que tampoco sepan ni el niño ni sus colegas que eso de «truco o trato» tiene el origen en la frase en inglés «trick-or-treat», que tampoco es que le vea demasiado sentido.

Se supone que la tradición en EEUU consiste en que los niños van por las casas, piden golosinas, dicen «truco o trato» y si no les das nada, te gastan «una graciosa broma», como tirarte huevos a la casa, abrirte el riego, hacer pintadas en la fachada o rajarte las ruedas del coche (o al del vecino, creyendo que es el tuyo). Pero sigo sin saber «qué es truco y qué es trato».

Por eso, sigo empeñado en que me digas, si es que tú lo sabes, «qué es truco y qué es trato» y si no lo sabes y eres de los que van por ahí vestido de conejo zombie o, incluso, de los que llevan a sus hijos pidiendo golosinas de casa en casa al grito de «truco o trato», replanteate la situación y piensa que estás reproduciendo una celebración que jamás ha sido tradición de tu país (sí, de ese del que llevas la banderita en tu mascarilla) y que supone repetir de forma machacona algo que no tienes ni puñetera idea de lo que significa.

fbueno.net

Author: fbueno.net

Sarcástico, irónico y cáustico. Agnóstico, irreverente, apolítico, apátrida y ciertamente asocial. Defensor del abstencionismo reflexivo y amante del rock.